Solidaridad con el Sáhara: andaluces con Aminetou
27 de noviembre de 2009 | 415 lecturas | 1 comentario


Relato de la visita solidaria que nuestro compañero Ignacio García, diputado en el Parlamento de Andalucía del Grupo de Izquierda Unida, ha realizado a Aminetou Haidar. Publicando esto queremos manifestar todo nuestro apoyo a esta activista y al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Firma una carta de apoyo desde aquí


En la Conferencia Europea de Solidaridad con el Sàhara, celebrada del 20 al 22 de Noviembre en Barcelona, se acordó organizar visitas de apoyo a Aminetou Haidar, la activista saharaui de los derechos humanos a la que Marruecos deportó ilegalmente a Lanzarote con la absurda complicidad del gobierno español. Una de las primeras delegaciones que acudió fue la de Andalucía.

Así, el pasado miércoles 25, tras coger un tempranero AVE a las siete menos cuarto, cuando aún están poniendo las vías, desde Madrid arrancaron para Canarias, Nati, Paco, Geli, Diego, Manolo, Tomás e Ignacio. Todos, militantes de la causa saharaui. Todos, trabajadores, algunos dedicados en este momento a labores sindicales o políticas. Todos, capaces de dejar por el apoyo a Aminetou y a la justa causa saharaui todo lo que tenían previsto pues el viaje se improvisó en 24 horas.

La expedición llegó a Lanzarote a las dos de la tarde (la una en Canarias). Tras desembarcar, inmediatamente a ver a Aminetou.

Aminetou y la gente que la apoya han conseguido crear, en la aséptica frialdad del aeropuerto, un microclima doble. Por un lado, el de la lucha no violenta y la solidaridad expresa de mucha gente tanto en la presencia como en la distancia. Por otro, un auténtico microclima de jaima, la tienda típica del desierto. Alfombras en el suelo, algunos cojines, mantas... Si la lucha se visualiza en carteles que en varios idiomas explican por qué esta Aminetou allí, la causa de Aminetou, la tierra, el hogar al que quiere volver el pueblo saharaui - exiliado a la fuerza por el afán expansionista de Marruecos - quedan reflejados, mejor aún, en esas alfombras, en una maceta con un arbolillo y en unas flores que alguien llevó a Aminetou.

Aminetou nos saluda y nos besa uno a uno. En un español lento y esforzado, pero claro, nos dice que está bien, aunque "ayer pasó un mal día por culpa del estómago" (tiene una úlcera). Ella, que ya es delgada, está más delgada aún. Aguanta poco tiempo sentada y se recuesta con frecuencia. Las palizas recibidas de la policía marroquí también le pasan factura en la espalda.

Aminetou es la estampa de la fragilidad. Pero su mirada es pura fuerza. Su voz dulce y suave es de las que no necesita gritar para ser escuchada. Por eso, sus enemigos han tenido que taparse los oídos, echándola de su propia tierra, queriendo darle muerte civil al quitarle el pasaporte. Por algo la llaman "la Ghandi Saharaui".

Aminetou tiene la moral muy alta. Solo se emociona - sus enormes ojos se encharcan un poco - cuando se le pregunta por su niña y su niño.

La tarde va corriendo entre colas para facturar y periodos de calma. Muchos extranjeros se acercan a preguntar y también dejan su firma en el libro. De pronto alguien grita: "¿Quién habla noruego?, porque éstas preguntan y no hablan inglés."

Las visitas se suceden. Canarios solidarios, miembros de la colonia saharaui... Basta una caricia, una mirada. Aminetou está cansada, pero el esfuerzo de una simple mirada de esos grandes ojos equivale a una sonrisa.

Por allí nos encontramos a un viejo conocido, Mohammed Salem "El Doctor", veterano periodista y escritor que, a pesar de su tremenda dificultad para andar y su ceguera - necesita de un joven lazarillo - está disponible todo el día redactando crónicas para la prensa. El Doctor sigue teniendo a su familia hispano - saharaui en El Puerto. Han llegado un grupo de mujeres saharauis, algunas con niños pequeños, a acompañar a Aminetou en su huelga de hambre. Sus melfas dan un colorido nuevo y vital al amplio vestíbulo del aeropuerto. Sentadas en el suelo, alrededor de Aminetou, se acercan muchas cámaras a captar el momento, con su belleza plástica y dramática y alegre a la vez.

Aminetou lee cartas y, de vez en cuando, contesta al teléfono. Porque sigue luchando.

Una trabajadora de la limpieza del aeropuerto se acerca cariñosa:

  • Señora, ¿cómo está? - Bien, responde Aminetou. La trabajadora dice: - Bien no puede estar, con todo lo que lleva encima. ¿Cuánto va a durar esto?. - Lo que haga falta.

Sí, Aminetou estará así lo que haga falta, hasta que la cosa se arregle. Y eso pasa porque le devuelvan el pasaporte y pueda volver con los suyos... sin dejar de ser lo que es: saharaui. Esta batalla, que ganará, es un paso más en la libertad de su pueblo. Por su torpeza y servilismo con Marruecos, el Gobierno de Zapatero se ha enfangado en un problema. Y siguen torpes para salir.

Los dedos duelen de pulsar el minúsculo teclado de la PDA con que se han escrito estas notas. Cae la noche y echan a Aminetou del aeropuerto. Se va a un cuartucho de lo que parece ser una estación de autobuses cercana. Volverá mañana.

ANEXO: ¿Quién es Aminetou?

Aminetou es una mujer de 41 años, madre de un niño y una niña, que vive en El Aiun en los territorios saharauis ocupados ilegalmente por Marruecos. Es defensora de los derechos humanos, tantas veces, conculcados por Marruecos y ha recibido numerosos premios internacionales como el de la prestigiosa Fundación Kennedy.

Hace 11 días, por poner en un papel que su nacionalidad era la saharaui - y no la marroquí - Marruecos la detuvo, le quitó el pasaporte y la expulsó de El Aiun, separándola de sus hijos. Y poniéndola en un avión la mandó a Lanzarote.

Aun no teniendo pasaporte, el Gobierno Español le permitió la entrada pero, sorprendentemente, ahora no le permite subir a otro avión para volver a su casa con los suyos, a El Aiun. Aminetou se ha puesto en huelga de hambre, como protesta, por su situación.

Ignacio García



Comentarios

  • #7693 - 9 de diciembre de 2009, 16:10, por Un viejo que vivió en El Aaiun

    Has sido desposeída de identidad, al retirarte tu documentación. Secuestrada al ser montada en un avión contra tu voluntad. Un secuestro que tuvo cómplices al dejarte aterrizar en territorio español. (Quiero pensar que con la mejor voluntad de librarte de torturas en Marruecos). Estos hechos, innegables, son a mi corto entender una flagrante violación de los Derechos Humanos. Pero el mundo “civilizado” apenas hacemos otra cosa que hablar.
    Aminetou eres una persona que practica la acción directa en la lucha por los cambios sociales o políticos que pretendes. De ahí que la palabra activista sea la más usada para denominarte. Pero tu legítimo activismo como saharaui choca frontalmente con el exceso de valoración propia por el que el monarca marroquí se cree superior a los demás.
    Para él y sus cómplices europeos y sobre todo EEUU que, por intereses económicos, le amparan y dan cobijo a su cobardía pasándose por el forro de su real manto los derechos humanos y las resoluciones de Naciones Unidas, nada sería más grato que las personas como tú muriesen y les dejasen el camino libre para la opresión sin que nadie venga a dar a la conciencia de los pueblos un aldabonazo de alerta.
    El mundo de este siglo está demasiado escaso de activistas como para permitirnos el lujo de perder ninguno/a. No debes morir inmolada para regocijo de los malvados. Ya cuenta el pueblo de la República Árabe Democrática Saharaui con demasiados/as mártires. Los Derechos Humanos también tienen ya demasiados/as que dieron su vida por ellos. Te necesitamos viva. Te necesitan tus hijos. Te necesita tu pueblo y te necesito yo, un pobre viejo al que queda el consuelo de saber que siguen habiendo activistas en este siglo en el que estamos, aunque nos cueste trabajo identificarnos con él porque nuestro corazón quedó anclado en 1975 cuando mi país tuvo la mala fortuna de dejar al Sáhara Occidental en manos de una nueva opresión.
    Salud y larga vida a tu persona y a tu pueblo.


moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Izquierda Unida es un movimiento político y social que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático, fundamentado en los principios de justicia, igualdad y solidaridad y organizado en forma de un Estado de Derecho federal y republicano COORDINADORA PROVINCIAL
Aviso Legal
Licencia Creative Commons
IUELVISO.org se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.